Caras de la Información para Social&People entrevista a Mónica Rouanet

Las primeras ventanas que escudriñó la escritora Mónica Rouanet, siendo niña fueron las de su Alicante natal. Después al mudarse de ciudades siguió alimentando esa afición de mirarlo todo e imaginar esas historias que luego escribiría. Afirma que algo se activa en su mente cuando su mirada se detiene en una ventana, y comienza a fantasear imaginando las vidas de las personas que transitan tras las cortinas. “Todo arranca con los personajes que se convierten en el centro de esa historia  Por eso escribo, porque no quiero que los millones de historias que invento cada día, caigan en el olvido”, comenta la autora.Su primera novela El camino de las luciérnagas ha tenido muy buena acogida en Amazon.es donde ha llegado a situarse en el puesto número 1 de las más leídas en el género de novela negra.Tras este éxito la editorial Roca llamó a su puerta interesada en publicar su nueva novela Donde las calles no tienen nombre, la historia de María del Pilar González de Ayala una mujer de 35 años que decide huir de la casa materna en el barrio de Salamanca, harta de una madre amargada, castradora y machista que la ha convertido en una “inválida social”.

Mónica Rouanet estudió Filosofía y Letras, especializándose en pedagogía por la Universidad Pontificia de Comillas y también cursó estudios de Psicología en la UNED. Trabaja atendiendo a personas en riesgo y dificultad social y para ellos ha escrito numerosas historias con las que animar su interés por la lectura.

Cuándo eras pequeña te caías siempre en la calle. Tu familia decidió llevarte al médico preocupados por esa pérdida de equilibrio. ¿Qué secreta causa se escondía tras esas caídas?

La razón de que siempre acabara en el suelo es que nunca miraba por dónde iba, en lugar de eso iba fijándome en las ventanas de las casas por las que pasábamos. Me encanta inventarme historias con todo lo que veo y los hogares de la gente son una fuente inagotable de inspiración

¿Cómo se activa tu imaginación mirando tras las ventanas de las casas? ¿Qué personajes surgen?

Los colores de las paredes, las lámparas, las cortinas, los cuadros… todo eso me deja imaginar un montón de aspectos sobre las personas que viven en esas casas. Si hay algún balcón y tiene plantas, imagino a alguien que las cuida. Quizás al regarlas coincide con un vecino o una vecina y charlan sobre el tiempo. Si las paredes son de colores fuertes, imagino a un artista pintando, o componiendo, o escribiendo en esa habitación. Si la lámpara es demasiado recargada, imagino a una mujer mayor que vive sola con su gato. Jajaja, bueno, eso te lo digo hoy. Quizás mañana pase por esas mismas ventanas e imagine cosas totalmente distintas.

¿Cómo te ha cambiado la vida tu primera novela publicada “El camino de las luciérnagas”?

En realidad, mi vida no ha cambiado mucho. Sigo dedicándome a lo mismo aunque ahora, además, de vez en cuando hago presentaciones de la novela o visito institutos de toda España. ¿Sabías que en algunos de ellos la han propuesto como lectura a los alumnos de los últimos cursos? Varios profesores de literatura leyeron la novela y, aunque no es una novela juvenil al uso, decidieron que muestra una serie de valores interesante para los jóvenes. La verdad es que eso me encanta.

Autoeditaste tu primera novela y su éxito de ventas llamó la atención de la editorial Roca que publicó la segunda ¿Como han sido estas experiencias?

Es cierto, publiqué El camino de las luciérnagas en una plataforma digital. Al principio pensé: “¿Llegaré a vender 100 ejemplares?” ¡Y en menos de un mes había vendido más de 1000! Las descargas siguieron y la novela alcanzó los primeros puestos de venta. Durante varios meses, estuvo como número 1 en la categoría de novela negra. Después de eso, la editorial La fea burguesía decidió sacarla en papel y ya ha agotado su segunda edición.

Mi segunda novela, Donde las calles no tienen nombre, salió diréctamente a la venta con Roca Editorial y también está teniendo un gran éxito.

Y después llegó “Donde las calles no tienen nombre” como la canción de U2 ¿Piensas que has logrado una voz literaria propia?

Eso espero, aunque todavía me queda mucho por aprender. La verdad es que me encantaría que los lectores pudieran reconocerme al leer mis textos.

 

¿Cómo cambiarías el mundo con la literatura?

Me gusta que el lector forme parte de mis historias, que los personajes sean sus compañeros y que conviva con ellos. De esa manera puedo hacerle pensar, presentarle historias que le hagan replantearse determinadas cuestiones, abrirle los ojos a cosas en las que, hasta ahora, no se ha fijado. Dar la vuelta a su mundo.

¿En qué andas embarcada en estos momentos?

Hace un par de semanas terminé mi tercera novela y me acaban de proponer un proyecto precioso del que todavía no puedo contar nada.

Una recomendación literaria qué no debemos perdernos.

Uff, son muchas las lecturas que me parecen imprescindibles. Me encantan Pablo de Aguilar, en especial sus dos primeras novelas (aunque todas son buenas), Fernando Marías, Eduardo Mendoza, Chuck Palahniuk. Ahora mismo estoy leyendo Patria, de Fernando Aramburu y me está encantando.

¿Una canción para ponerle banda sonora a esta entrevista?

Me viene a la cabeza Weak me up when september ends, de Green Day. Despiértame cuando acabe septiembre es el título de mi nueva novela.

Con esta serie de entrevistas en Caras de la Información (para Social & People) queremos crear una cadena de personas que con su creatividad y valores están dando cuerda al mundo ¿A quién nos recomendarías?

Sin duda, a la pintora María Burgaz

Más información sobre 

Facebook

Twitter@MonicaRouanet

El camino de las luciérnagas en La Fea Burguesía

El camino de las luciérnagas en Amazon

Donde las calles no tienen nombre en Roca Editorial

 

One thought on “Caras de la Información para Social&People entrevista a Mónica Rouanet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *