Caras de la Información para Social&People entrevista a Patricia y Ricardo, creadores de Little Silverback

Hubo un primer viaje. Patricia Aguirre y Ricardo Núñez visitaron el Bwindi Impenetrable Forest, en Uganda, una zona conocida en todo el mundo por ser el hábitat natural de los últimos gorilas de montaña. En el Bwindi les hablaron de la labor de la Bright Future Foundation, una organización que proporciona alojamiento y educación a 250 huérfanos, y de la mano de Arthur Kajubwami, director y líder inspirador de esta escuela, conocieron a los niños y niñas de Nkuringo. Cuando regresaron al hotel, esa misma noche, impactados por el recuerdo de los pequeños escolares y sus condiciones de vida, se dieron cuenta de que nada volvería a ser igual. Que los quizás o los podríamos no debían siquiera pronunciarse, y sólo había sitio para decidir cómo implicarse para mejorar la vida y la educación de los niños y niñas del Bwindi. Así nació Little Silverback y su historia nos la cuentan ellos: Patricia y Ricardo.

Todo empezó con un viaje al Bosque Impenetrable de Bwindi ¿Quién os hablo de la escuela que había en la zona?

Lo que nos llevó a Uganda en verano de 2015 fue la posibilidad de ver a los gorilas de montaña en libertad, creímos que sería una experiencia única al haber sólo 3 lugares en África donde poder verlos, Rwanda, República Democrática del Congo y Uganda. Aprovechamos el viaje para visitar un orfanato de la zona. Enfermedades como el SIDA y las duras condiciones de vida hicieron estragos en muchas zonas de África en los 90, dejando en Uganda a más de dos millones de niños huérfanos. Incluso los que aún conservan algún pariente, viven en unas condiciones tan básicas, que no les permite acceder al sistema educativo para intentar  salir del círculo vicioso de la pobreza.

¿Qué os encontrasteis al visitarla?

La primera vez que fuimos a Bright Future fue muy dura. Por mucho que imagináramos las condiciones en las que nos íbamos a encontrar a los niños, nada te prepara para lo que vimos. Lo que más nos impactó fue el orgullo con el que nos enseñaron las instalaciones del colegio, que nosotros mirábamos atónitos.  Entendimos entonces que, a pesar de la pobreza y la precariedad que vimos, la alternativa de otros niños era estar básicamente deambulando por los caminos, sin nada, sin padres muchos de ellos, y sin ninguna oportunidad de mejorar sus vidas.

¿Cuándo decidisteis poner manos a la obra?

´De vuelta al lodge, ese mismo día, sólo hubo silencio, supongo que los dos estábamos intentando asimilar lo que vimos. Niños pequeñitos durmiendo en habitaciones sin ventanas, compartiendo 3 o 4 el mismo colchón, sin zapatos, el acceso a agua potable muy restringido, sin casi bolis y cuadernos, en las clases pupitres de madera muy desgastados, dos “baños” para 200 niños.

Esa noche hablamos con Arthur, Director de Bright Future nacido en Nkuringo, y le propusimos darle apoyo aliviando la presión de niños en su colegio, y la única manera de hacerlo era crear más espacio, construir otro colegio para los tres últimos cursos de primaria (niños de 11 a 14 años aproximadamente)

¿Cuáles fueron los primeros pasos?

Al día siguiente de la reunión con Arthur, volvíamos a Kuwait, así que le pedimos que buscara un terreno cerca de su colegio con suficiente capacidad para construir algo que realmente ayudara. Al cabo de una semanas, nos envió fotos de la colina, y nos liamos la manta a la cabeza. Está relativamente cerca de Bright Future, en un enclave maravilloso.

¿Cómo nació el nombre, el logo…?

Le dimos bastantes vueltas al nombre. Al final pensamos que en realidad, fueron los gorilas los que nos llevaron a Nkuringo…. Los Silverback son los machos dominantes de la manada de gorilas, los Espaldas Plateadas. Nos gustó la idea de Little Silverback, pequeños, valientes, con todas las ganas de aprender, y con toda una vida por delante para hacer muchas cosas si se les da la oportunidad. El logo fue más fácil porque contamos con la imaginación, el arte y el sentido del humor de Guillermo Oyagüez. Le agradecemos mucho el entusiasmo que puso con la idea.

¿Cómo funciona LittleSilverback?

Tenemos dos planes de actuación diferentes. Por una lado, la construcción del colegio, financiado actualmente por nosotros dos, y por otra un programa de esponsorización de chicos y chicas del colegio de Arthur para que puedan pasar al siguiente ciclo formativo, secundaria, que es donde muchos no llegan porque les resulta imposible pagar las matrículas (más adelante, si todo va bien queremos extenderlo a otros colegios de la zona).

Intentamos viajar a Uganda 3 veces al año, aprovechando también estos viajes para llevar con nosotros todo el material que podamos, cuadernos, libros, pinturas etc y ropa prácticamente nueva que nos van donando amigos en Kuwait. En Diciembre del año pasado, una empresa británica nos hizo la primera donación de material, 12 cajas repletas de cuadernos, pinturas, lápices, juguetes, mochilitas!! Ya llevamos parte en Abril,  y el resto poco a poco, siempre con nosotros hasta la puerta del colegio en Nkuringo.

¿Cuáles son sus fines y objetivos?

Con el tema de sponsorización, decidimos empezar por las niñas. Pensamos que son las que están más expuestas a abandonar los estudios (embarazos, cuidar de sus hermanos). En Nkuringo ves a muchas mujeres y niñas haciendo todo tipo de labores, cultivando las tierras, transportando madera, caminando kilómetros a por agua. Si les damos la oportunidad de estudiar en un ambiente apropiado, lo harán, porque todas tienen sueños pero hasta ahora no tenían la garantía de poder ir a secundaria.

En este último viaje, visitamos dos colegios de secundaria en Kisoro, que es la población más cercana a Nkuringo, apenas 20 kms que se convierten en dos horas de coche por un camino muy complicado. Hablamos con los responsables de estos dos colegios para que nos explicaran cómo están organizados. La idea es que Little Silverback sea el interlocutor directo con ellos en el momento de enviar a un niño a su colegio, nos haremos responsables del pago de las cuotas y de enviar reportes del desempeño académico de los chavales a sus padrinos. De momento conseguimos matricular a dos niños y una niña en enero de este año, y para 2018 ya tenemos padrinos para 12 niñas y 2 niños!! Es muy importante que los padrinos sean conscientes de la necesidad de continuidad, secundaria son 4 años, y no queremos que nadie se quede a medias por falta de financiación, si podemos evitarlo.

Acabáis de regresar de Nkuringo ¿Cómo marchan las obras?

Despacio. Llevar a cabo cualquier construcción a distancia es muy complicado, y si encima está en una preciosa pero empinada colina el tema se complica mucho más. Nkuringo es un lugar muy remoto, que los propios ugandeses de otras zonas ni conocen. Todo el mundo ha oído hablar de Bwindi, pero Nkuringo???

Encontrar proveedores que lleven el material es difícil, encontrar materiales adecuados también, por no hablar de la complicación añadida del agua, que hay mucha, pero subirla 150 metros al terreno es todo un reto. En cuanto consigamos instalar la bomba, y que funcione, se convertirá en el primer bombeo de agua de Nkuringo! Con paciencia y ganas saldrá bien, de eso estamos seguros.

¿Cuántos niños han conseguido becas de estudio?¿Qué expectativas tenéis en este sentido?

De momento tenemos apadrinados a 12 niñas y dos niños que, si aprueban este año el examen estatal, pasarán a secundaria en 2018. También tenemos a algunos niños más pequeños que, de momento, seguirán en Bright Future y posiblemente serán de los primeros en ir al nuevo cole de Little Silverback.

¿Cuáles son las necesidades básicas de los niños que urge cubrir?

Intentamos que al menos tengan suficiente material escolar y libros para que el estudio les resulte menos aparatoso. No podemos meternos de momento con otros temas, como la alimentación o la sanidad porque carecemos de recursos, sobre todo humanos. Es cierto que los niños están razonablemente bien alimentados, sus problemas de salud vienen sobre todo por la humedad a la que están expuestos todo el día. Cuando llueve, no tienen apenas sitios para resguardarse, y ya se tiran mojaditos todo el día, y puedes ver que muchos tienen hongos producto de la humedad constante. El nuevo cole está diseñado para que tengan sitio suficiente para cobijarse cuando llueva. Por algo hay que empezar.

Ropa y zapatos son cosas que también se aprovechan mucho.

¿Cuéntanos cómo es un día de estos niños?

Empiezan las clases a las 6:30 de la mañana, y los mayores tienen clases hasta las 6 de la tarde. A pesar de estar perdidos en una montaña, el nivel de educación es francamente bueno. Hay que reconocer especialmente a los profesores, tienen todo el mérito, dan las clases con unas ganas enormes y mucha pasión, cuando sus salarios son mínimos, y ellos también pasan necesidades.

El resto del día, o los fines de semana todos los niños hacen tareas en el colegio: se lavan su propia ropa, la estiran en el prado, ayudan con las tareas de limpieza, los mayores cuidan de los pequeños, ensayan los bailes que después enseñan a los turistas (no tantos) que casualmente se pasan por el colegio, intentan leer libros (la falta de luz es poco motivadora).

¿Cómo es la situación de esta zona de Uganda?

Completamente tranquila, es un país hoy por hoy muy seguro.

¿Además del sistema de becas con qué otro tipo de ayuda os gustaría contar?

La visita puntual de cualquier profesional sería maravilloso. Médicos, pediatras, dentistas, ingenieros… todos pueden ayudar en algo, enseñarles cosas.

Hasta el momento hemos contado con la ayuda de un grupo de voluntarios jóvenes, ingenieros, arquitectos, que han hecho un trabajo maravilloso. Dedican el tiempo que pueden a ir a Nkuringo a ayudar en lo que se necesite. Son admirables.

¿Que libro nos recomiendas devorar?

Walking the Nile, de Levison Wood, un viaje de más de 6,000 Kms caminando desde el origen del Nilo en Rwanda hasta su desembocadura en el Mediterráneo, pasando por Uganda, claro 

¿Una canción para ponerle banda sonora a esta entrevista?

Simply Falling de Iyeoka  (un descubrimiento reciente)

Con esta serie de entrevistas en Caras de la Información (para Social & People) queremos crear una cadena de personas que con su creatividad y valores están dando cuerda al mundo ¿A quién nos recomendarías?

No podemos evitar pensar en vosotras, Isabel, Marisa y Laura. Tenéis un imán para atraer a personas geniales en todos los sentidos. Gracias a vosotras, Little Silverback ha salido de Nkuringo, y os estamos inmensamente agradecidos.

Más información sobre Little Silverback

Web

Facebook

Vídeo grabado por Little Silverback para el proyecto Cuco Cuenta Conmigo. Relatos para dar cuerda al Mundo

Todas las fotos cedidas a Social&People por Little Silverback

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *