23 preguntas a Sofía Barcala, compositora

La música es el hilo narrativo de la vida de Sofía Barcala. La música en la enseñanza, la interpretación y la creación, porque esta compositora madrileña, apasionada de la música electrónica y formada en clásica, crea bandas sonoras para películas, vídeos,. eventos corporativos y shows multimedia. En la música de Sofía convergen expresiones y movimiento, temas etéreos, pero también poderosos y oscuros. Durante muchos años se volcó en la enseñanza pero un día decidió apostar por su auténtica pasión componer música y en este tiempo además de sus trabajos cinematográficos ha compuesto dos discos Faded Skin y Behind The Truth donde ha explorado en la instrumentación sinfónica  para concebir temas clásicos, épicos  e íntimos, pero con ese toque electrónico. Recientemente Sofía Barcala ha obtenido el tercer premio en el Festival Internacional de Cine Horror Hotel Scoring de Hudson. 

Cuéntame quién eres brevemente

La música ha estado presente a lo largo de toda mi vida. No podría concebirme sin ella porque considero que ha moldeado mi carácter y pensamiento. Todo lo que he hecho ha sido entorno a ella en múltiples formas, interpretando, escuchando, enseñando  o componiendo.

¿Cuál es el principal rasgo de tu carácter?

La curiosidad, ese ansia de conocer o de asimilar distintas realidades para poder tener una visión más amplia o global. Creo que ayuda no solo a enriquecerte si no también a  analizarte a ti misma y a lo que te rodea, a ser consciente.

La cualidad que prefieres en los seres humanos

La bondad, una cualidad que la sociedad que me rodea considera, por desgracia, una deficiencia.  Me gusta la gente que no solo actúa para su propio beneficio.

Lo que aprecias más en tus amigos

La sinceridad consigo mismos, es decir, que actúen conforme a sus pensamientos o valores. 

Tu principal defecto

La timidez .  

Tu ocupación favorita

Conocer sitios y personas interesantes y admirables  de los que puedas llevarte algo contigo o te ayuden a comprender y a empatizar.

Tu idea de la felicidad completa

Realmente no aspiro a la felicidad completa porque no creo en ella. Siempre hay alguien o algo por lo que preocuparse. A nivel individual e íntimo podría decir  que es un balance entre tres cosas: salud, amor y satisfacción laboral.

Si no fueses tú mismo ¿Quién te gustaría ser?

Sin duda neuróloga. Aunque también podría haber dicho política pero no creo que aguantara más de dos días entre tanta carroña.

¿Dónde te gustaría vivir?

En el futuro, tengo mucha curiosidad por saber que va a ser de él y ver muchas cosas que no podré conocer. 

¿Qué lugar no te cansas de visitar?

Me quedan muchos lugares por ver y no he repetido lo suficiente para saberlo.

Tu color preferido

El negro solo o acompañado

Tus autores favoritos

Isaac Asimov

Tus actores favoritos

Meryl Streep, Jack Nicholson, Natalie Portman y alguien que me ha sorprendido en sus últimas interpretaciones ha sido Matthew McConaughey.

Tus héroes en la ficción

India Stoker de la película Stoker dirigida por  el sur-coreano Chan-Wook Park.

¿Qué música suena en tu vida?

En mi vida doy cabida a todos los géneros musicales aunque no me identifique con ellos, de todos hay cosas buenas de las que me apropio. Aunque desde luego no me pueden faltar en cuanto a música clásica los compositores del XIX y en cuanto a la urbana la música negra, Depeche Mode, The Cure, Placebo o  Portishead  entre otros.

Tus pintores favoritos

Francis Bacon, Gustav Klimt y los prerrafaelistas como por ejemplo Waterhouse. Hace poco vi una exposición de Ingres y me impresionó verlo “lienzo a cara”.

Tu héroe de la vida real

Todas esas personas anónimas que equilibran con grandes o pequeños detalles el mal que hacen otros.

El hecho histórico más deplorable

No soy capaz de mencionar solo uno porque sentiría que estoy quitando importancia a otros y no sería justo. Además hay tantos de los que ni siquiera hemos oído hablar…cualquiera que haya perjudicado al ser humano o a la naturaleza es un hecho deplorable sea histórico o actual.

La comida y bebida que más te gustan

Con buena música todo sabe mejor

Lo que detesto por encima de todo

El egoísmo, mirar solo por el beneficio propio o la  falta de empatía, para mi es la raíz de toda perversión.

La reforma o cambio social más admirable

Todas juegan su papel en la historia y todo es una cadena, sin la anterior/es no podrían haber surgido  las siguientes a éstas.  Sin embargo, si tengo que elegir La Declaración Universal de los Derechos Humanos de la que, por cierto, no ha pasado tanto tiempo

El don de la naturaleza que quisieras poseer

Ser parte de ella ya me parece un don.

¿Cómo describirías el estado actual de tu espíritu?

A veces pienso que la vida se me va a pasar excesivamente rápida porque siempre estoy ansiosa por saber qué es lo siguiente que va a ocurrir.

Si quieres conocer más a Sofía Barcala

Web

Facebook

Vimeo

Página en Movidian

Todas las fotos cedidas a Social&People por Sofía Barcala

 

Caras de la Información para Social&People entrevista a David Llorente, escritor

El sueño de su vida era ser escritor y David Llorente lo realizó muy joven. Con su primera novela Kira ganó el Premio Francisco Umbral y, con la segunda, El Bufón el Ramón J. Sender. Y tras estos éxitos tempranos decidió trasladarse a Praga, empujado por su deseo de conocer mundo y salir de España. En la capital checa,  a orillas del río Moldava, nacieron las novelas Ofrezco morir en Praga y De la mano del hermano muerto, y el grupo de teatro Séptimo Miau, cuyas obras escribe y dirigeDavid Llorente crea, en sus obras, una realidad y se da la libertad para imaginarla.Y cada novela es un salto al vacío donde destapa y denuncia la realidad, porque la literatura de Llorente no está pensada para aquellos que esconden la cabeza debajo de la almohada y no desean enfrentarse a la fealdad de las cosas. En sus imaginarios mezcla realidad, fantasía, sinceridad, compromiso y ternura, escribiendo siempre con la tinta de la verdad, desvelando podredumbres e intentando conquistar la libertad mientras derriba las pesadas cortinas de los miedos.  Sus últimos libros Te quiero porque me das de comer (Alrevés 2014), y Madrid: Frontera (Alrevés 2016) han confirmado que David Llorente es, como señaló Eduardo Mendoza, una voz distinta y tenebrosa de la literatura española. El viernes presenta en Madrid la reedición de su primera novela Kira en la librería Cervantes y Compañía, una obra con la que David saltó a la literatura, y desde el trampolín más alto, porque este narrador siempre planea mortales sin red cuando construye sus historias. Kira es un preludio de lo que ha sido la narrativa posterior de Llorente, poseedor de una voz salobre que nos trae ecos de añoranza y fracaso, de melancolía y tristeza, pero también de sentido del humor y esperpento.

Dices que fuiste muchos niños en el colegio. Te juntabas con los marginados, los desamparados, los matones y todas las pandillas de la jerarquía barrial, pero cuando los mandabas a todos a tomar el culo y cogías un libro, David era más David ¿Sigues deseando que te dejen en paz con tus libros y tus escritos?

Rotundamente sí. Mi mejor amigo/mi mayor aliado, desde siempre, ha sido la soledad. No solo para escribir, sino también para dar forma a las historias que estoy escribiendo y para leer y para pasar más cómoda/más satisfactoriamente el tiempo de la vida. Tiendo a separar el grano de la paja y tengo, a un lado, montañas de desperdicios y, a otro lado, un par de pepitas de oro.

¿Que queda del David de Kira y El Bufón, tus primeros libros? Confieso que al leer Te quiero porque me das de comer sentí tu evolución como escritor pero seguí escuchando esa voz única que había encontrado en tus primeras novelas)

De hecho, el David de Kira no era el mismo que el David de El bufón. El David de Kira escribía desde la perspectiva del lector avezado y el David de El bufón escribía desde la posición del escritor acojonado e inseguro. Se da la paradoja de que de ellos no queda nada, ya que el tiempo nos hace y nos deshace a su antojo, como figuras de arcilla, por dentro y por fuera. Pero, al mismo tiempo, queda lo más importante: la pasión irreductible por escribir y la certeza de que lo siguiente que escriba será lo mejor, hasta que escriba lo siguiente de lo siguiente.

¿Tras aquellas dos novelas decidiste comprar un billete y largarte a Praga? El mundo literario patrio te abocó al exilio.

No, no. Yo, a pesar de mi juventud, estaba bastante bien colocado en el panorama literario. Ambas novelas habían ganado sendos premios y habían sido reseñadas en los principales suplementos culturales de los grandes periódicos del país y todos los comentarios habían sido muy elogiosos. Pero sucedieron dos cosas muy importantes: No encontraba trabajo o el trabajo que encontraba era lo suficientemente escarnecedor como para no aceptarlo. Y, por otra parte, sabía que si quería de verdad ser un escritor, tenía que irme de España y ver cosas diferentes y hablar idiomas diferentes y relacionarme con gente diferente. Vamos, vivir. Me ofrecieron un trabajo de profesor de español en una de las universidades de Economía de Kuala Lumpur y lo acepté de palabra, pero esa misma tarde el Ministerio de Educación me seleccionó para ir de profesor de Lengua y Literatura españolas a Praga, y fue lo que acepté por escrito. De esa manera mataba dos pájaros de un tiro. Después, tanto el ministerio como las autoridades españolas destacadas en Praga nos traicionaron y nos dejaron sin trabajo, pero eso es otra historia que ya contaré por escrito a su debido tiempo.

¿Cómo fueron los comienzos en esa nueva ciudad?

Hubo de todo. Experimenté la maravillosa sensación (incomparable a cualquier otra cosa que haya sentido jamás) de la libertad. Dejé atrás los mil lastres que colgaban de mi espalda y que me entorpecían cualquier paso que quisiera dar hacia delante y conocí a una persona de la que todavía no había oído hablar: Yo mismo. Porque hasta que no me puse a prueba, hasta que no abandoné la adocenadora y adormecedora zona de confort en la que siempre había vivido, no supe quién era yo. Después lo descubrí.

Luego llegó la depresión y el mundo entero se me iba cayendo encima mientras yo, por mi parte, iba cayendo y dando vueltas en un pozo negro que no podía ser otra cosa que uno de los desagües de la muerte. Al cabo de los años conseguí salir otra vez a la superficie, pero lo hice lleno de heridas que se cerraron en falso, que se llenaron de pus y que hasta el día de hoy estoy drenando y restañando.

¿Cuándo surgió la necesidad de escribir y hacer teatro?

La verdad es que yo siempre, al tiempo que escribía novelas, escribía también obras de teatro. Lo que pasa es que tenía muchos menos referentes teatrales de los que aprender la técnica y por eso tardé bastante más en madurar mi lado dramatúrgico. Cuando vine a República Checa, tuve la oportunidad de crear mi grupo de teatro (SÉPTIMO MIAU) y montar las obras de teatro que yo mismo escribo. No soy el único. Por los países del centro y del este de Europa he conocido a dramaturgos españoles con un talento descomunal que, por supuesto, están olvidados por las autoridades culturales españolas, a pesar de los premios y los aplausos recibidos. Unos han desistido y otros continúan ahí, como francotiradores del teatro español fuera de nuestras fronteras. Además de un servidor, habría que mencionar a Josef Červený (y su grupo TEATRO ROJO), a Albert Viaplana, a Carlos Rodero

Y tras unos años sin publicar aparece Te quiero porque me das de comer. ¿Una novela escrita para cometer el acto transgresor de mirar y no apartar la mirada?

Fueron años sin publicar, pero no fueron años sin escribir. De hecho, para superar la depresión, escribía frenéticamente todos los días, hasta el fallo cerebral. Lo que pasa es que estaba tan enfermo que nada de lo que escribía servía para nada y tenía que romperlo.

Te quiero porque me das de comer es la novela de mis años en Carabanchel, que fueron muchos. Me centré en la década entre 1993 y 2003 y en el auge de la heroína. Seleccioné cientos de historias y cientos de personajes e hice que el protagonista fuera el propio barrio. Además usé una técnica narrativa muy peculiar y el resultado fue que me divertí muchísimo escribiéndola.

¿El escritor es el que grita y el que denuncia, el que levanta la bandera de la verdad y el que asume las consecuencias?

Sí, claro. Un escritor puede hacer novela negra, novela social, ciencia-ficción, novela sentimental, novela erótica…, lo que le dé la gana, pero no puede apartarse ni un centímetro de su labor de cronista riguroso del tiempo que le ha tocado vivir.

Madrid: frontera es una novela social y habla del presente y de aquello en lo que puede desembocar el presente, afirmas. ¿El dolor y la indignación te ponen a escribir todos los días?

Escribo de lo que me duele. Es algo que no puedo evitar. Los temas de los que escribo salen de las heridas que tengo.

No quiero ser/no quiero convertirme en otro tipo de escritor.

¿Que escribes después de Madrid Frontera?

Algo.

¿Que libro nos recomiendas devorar?

Foxfire, de Joyce Carol Oates

¿Una canción para ponerle banda sonora a esta entrevista?

Cold song, de Klaus Nomi

Con esta serie de entrevistas en Caras de la Información (para Social & People) queremos crear una cadena de personas que con su creatividad y valores están dando cuerda al mundo ¿A quién nos recomendarías?

Yo os recomendaría que hablaseis con José Antonio Rojo, profesor de lengua y literatura españolas en la ciudad de Ostrava y (sobre todo y principalmente) hombre de teatro. Es quizá la persona más culta que he conocido y tiene el valor incomparable de poner su talento teatral al servicio y para la educación escénica de la gente joven, dando siempre prioridad a la calidad literaria y no a la memez prejuiciosa de quienes quieren poner puertas al campo y decidir qué debe leer o ver un adolescente, sin jamás haber trabajado con ellos ni haber dedicado un segundo a observar cómo desarrollan su creatividad.  

Más información sobre David LLorente

Web

Facebook

Twitter@smerteina

EL SÉPTIMO MIAU

Todas las fotos cedidas a Social&People por David Llorente

 

CUCO emprende el vuelo para aterrizar en Taller Bohemia de Majadahonda

Comienza la Gira de CUCO Cuenta Conmigo. Relatos para dar cuerda al mundo

Érase una vez un grupo de gente soñadora, apasionada por la cultura y el arte, que decidió unirse para escribir y pintar un libro de relatos e ilustraciones titulado CUCO Cuenta Conmigo. Querían dar cuerda al mundo y para ello crearon pequeñas piezas de un puzle que al unirse formaron parte de algo más grande, especial y único, y cuyos beneficios ayudasen a la asociación Little Silverback a construir un colegio para 250 niños y niñas en NKuringo( Uganda).

CuCo, Cuenta Conmigo nació como una de esas piezas de puzzle, y como en un lienzo en blanco comenzaron a sumarse con toda su generosidad y de manera desinteresada, ilustradores, narradores, músicos, pintores e incluso un profesor y sus alumnas iniciando un viaje creativo con un único hilo en común: podemos cambiar el mundo”, recuerda Laura Usar de Social&People, coordinadora de este proyecto.

“La acogida del proyecto en la presentación en la Champañería María Pandora donde las palabras, la música, las ilustraciones y los narradores de cuentos se unieron para celebrar el poder transformador de la cultura, nos ha hecho darnos cuenta de  la importancia de imaginar juntos y por eso hemos decidido preparar las maletas y llenarlas de palabras, sonidos e ilustraciones e iniciar un viaje: la GIRA CUCO, para seguir trazando ese puente entre las personas que creen que podemos hacer del mundo un lugar un poco mejor con nuestros pequeños gestos de cada día”, nos cuenta Laura Usar.

Social&People: Isabel, Laura y Marisa, con Abe, creadora de la marca de moda Fiker África

Primera parada: CUCO emprende el vuelo para aterrizar en Taller Bohemia de Majadahonda

CUCO regresa a su nido. Al lugar donde fue concebido: Majadahonda. Nuestro particular pájaro que da cuerda al mundo con su llave creada con una aleación de cultura y solidaridad, comienza su gira en Taller Bohemia de Majadahonda, un espacio para dejar volar la imaginación, donde queremos seguir despertando emociones y compartir con otros la magia de la cultura como motor de cambio en el mundo. Porque sabemos que en Majadahonda muchos colectivos y personas están explorando nuevos caminos para mover el mundo, para colorearlo de nuevas realidades.

Una tarde en la que quisimos seguir dando cuerda al mundo con el corazón en África y las manos en España, y para ello hicimos que el protagonismo del evento recayese en dos proyectos vinculados con el continente: la marca de moda creada por la etíope Abe, Fiker África, y la asociación Little Silverback, fundada por Patricia Aguirre y Ricardo Núñez. Abe nos contó cómo ha nacido Fiker (amor en amárico), un proyecto donde crea sus propios diseños y construye día a día un negocio sostenible con el que tener una forma de ganarse la vida en España y ayudar a su familia en Etiopía.  Abe vive con su familia española y trabaja codo a codo con Jorge y Cristina en Taller Bohemia desde donde diseña sus creaciones fruto de los vuelos de su imaginación. Sus colecciones llevan impresas el carácter de la gente de África: su orgullo, su decisión y su optimismo. 

Una tarde en la que compartimos proyectos y relatos de personas que están pintando el mundo de colores brillantes y que finalizó con la tradicional ceremonia del café etíope- Jebena Buna– con la que nos obsequiaron Jorge, Cris y Abe, nuestros anfitriones de Taller Bohemia.

Abe preparando la Jebena Buna (ceremonia del café etíope)
Abe preparando la Jebena Buna (ceremonia del café etíope)

En este periplo la troupe de Social&Poeple recorreremos aquellos territorios que han decidido qué otro mundo es posible y lo hacemos cada día con pequeños gestos. Ayúdanos a encajar las piezas de este gran puzle para dar cuerda al mundo. Si conoces algún espacio que quiera convertirse en territorio para que aterrice CUCO  o te apuntas a colaborar para que este libro llegue a más personas escríbenos a: info@socialandpeoples.es. Cada evento será especial y único e intentará invocar la magia y el color que surgen cuando creamos algo juntos para dar cuerda al mundo.

Próximos eventos de la Gira CUCO 2017

Sala Clamores 19 de febrero a las 19,30 horas

Venta de entradas 

La Ciudad Invisible 11 de Marzo 12,30 horas